13 de enero de 2016

La diputada que amamantó en el Congreso


Magnífico ejemplo de llevar la conciliación al Congreso de los Diputados.

Diputadas y diputados, que en su mayoría aún no se han enterado de lo que les pasa a las mujeres madres en nuestro país. Carolina Bescansa y su bebé de pocos meses juntos en el congreso. ¡Oh! y amamantando ¡Oh y más oh!

Sus señorías (las nuestras) reflexionando y desbarrando sobre que si bien, que si mal, que qué barbaridad, que qué incongruencia, que qué mal ejemplo, que si en el Congreso hay ya una guardería…

Me parece muy bien lo que ha hecho aunque sólo sea para eso, para que nuestras señorías reflexionen y desbarren poco o mucho y los medios también. Por fin un debate público sobre un tema importante. Se creen muchos que con poner listas paritarias ya resuelven el problema de la conciliación. Para nada. Nada más lejos.

Tenemos el tema de la crianza por resolver, con unas míseras 16 semanas de permiso por maternidad y así nos va. Las mujeres obligadas además a incorporarse al único estilo de relaciones laborales que existen, las creadas por hombres, e inmutables casi desde el principio de la era industrial, con horarios fijos y extenuantes, con relaciones supercompetitivas, alejadas y ajenas al concepto de familia, de amistad, de relaciones personales, de vida propia.

Está la vida laboral y luego la otra…, si se puede tener otra. Los hombres hemos asumido este tipo de trabajo, sin cuestionarnos nada (somos así de primitivos) y así nos ha ido, perdiéndonos la crianza de nuestros propios hijos, viéndolos apenas crecer. Pero ese es el modelo que hay. Las mujeres si quieren lo toman y si no que lo dejen. Y así acabamos teniendo hijos cada vez más tarde y cada vez más pocos.

Las madres quieren estar con sus hijos (los padres también pero muchos lo negamos en aras del trabajo). Pero sobre todo los bebés lo que quieren es estar con su madres, no estar en una guardería. Entre una guardería y su madre prefieren a su madre. Es más, los bebés muy pequeños y amamantados necesitan estar con sus madres largo tiempo durante el día y la noche. El hogar, un hospital, una fábrica, un despacho o el Congreso de los Diputados son sitios ideales para un bebé para estar con su madre y el entorno les importa poco.

Hemos apartado a los niños de la vida de los adultos y constituido dos mundos paralelos en el que cada vez nos extraña más ver niños en el mundo de aquí, el de los adultos. 

No abogo por llevar niños de cualquier edad a todas partes, sobre todo porque se aburren con nosotros, ya que somos eso: bastante aburridos y carentes de su portentosa imaginación y espontaneidad, pero al menos permitamos y felicitémonos de que enternecedores bebés que necesitan mucho a sus madres, nos den una pequeña alegría en nuestros centros de trabajo, sea una fábrica, un hospital o el parlamento, Señorías. O nos acabará pasando como en la historia de P.D. James. Llegará el día que enmudezcamos de sorpresa y emoción al oír y ver a un bebé.

¿Cuantas críticas que está recibiendo la diputada pueden obedecer a un dolor de las entrañas por no haberse atrevido a hacer lo mismo en su día?

Independientemente del signo político de la diputada, agradezco y doy mi más sincera enhorabuena a Carolina Bescansa por su hermoso gesto.

Dr. José Mª Paricio Talayero

Pediatra, presidente de APILAM y autor de Tú eres la mejor madre del mundo (Ediciones B)
_______________________________________________
Necesitamos fondos para seguir investigando y divulgando las bondades y belleza de la lactancia materna. Puedes colaborar con el proyecto e-lactancia.org aportando un donativo con el importe que desees 

9 comentarios:

  1. Totalmente de acuerdo, basta ya de tanta hipocresía. Dediquémonos a los temas importantes como a cuidar de las futuras generaciones y entre ello a favorecer DE VERDAD la conciliación familiar.

    ResponderEliminar
  2. Si, un hermoso gesto que tiene precedentes en un Congreso mucho más patriarcal, el de 1991 y su exiguo porcentaje exiguo de mujeres. Una de sus diputadas, Nines Maestro (IU), ya amamanto a su hijo en el escaño e hizo que se dotase a la Institución de guardería para que la conciliación de vida familiar, laboral y política fuese más fácil. Pueden ver la foto de El Mundo aquí: https://twitter.com/antonio_arnau/status/687390589172715521

    ResponderEliminar
  3. Me ha encantado. Me he levantado hoy muy temprano dándole vueltas a todo este tema y también he escrito algo en mi blog.(http://gloriacolli-pediatra.blogspot.com.es/2016/01/la-maternidad-es-lo-normal-la-lactancia.html) Ahora mismo enlazo tu artículo porque me parece fundamental levantar la voz entre todos de una vez. Los niños son personas. Los niños están en este mundo. Los niños no molestan.

    ResponderEliminar
  4. Me parece un modo de llamar la atención pero de ninguna manera práctico. Si lo ha hecho para que se hable de ello, enhorabuena porque lo ha conseguido. Creo que la conciliación familiar (como está planteada ahora), relegaría a la mujer a determinados trabajos y la excluiría de otros muchos: policía, militar,cirujano, veterinario, profesor...ahí q ampliar la baja maternal Sí, hay que buscar teletrabajos que favorezcan que madre e hijo estén juntos,también pero lo de ayer...no es solución

    ResponderEliminar
  5. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  6. Muy bien escrito Jose María. Es importante que como mínimo sirve para que se hable de ello. A ver si también ayuda a que se haga algo en serio para apoyar la lactancia y la crianza.

    ResponderEliminar
  7. Me ha encantado tu articulo, a ver si les da por pensar y a alguién se le ocurre aumentar de una vez la baja maternal

    ResponderEliminar
  8. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar